Mantener una correcta vigilancia de la navegación y de las embarcaciones en la zona

Estar atento a los cambios de dirección de las olas y el viento, que puedan presagiar un cambio repentino del tiempo

Controlar el nivel de combustible y temperatura del motor

Si navegamos a vela, controlar la escora reduciendo velamen si fuera necesario y comprobar el estado de carga de las baterías

De noche y/o con mal tiempo, utilizar chaleco salvavidas ( con arnés incorporado si navegamos a vela)