Revisar que el material de seguridad sea el adecuado a la zona de navegación del barco, que esté en buen estado y no sobrepase la fecha de caducidad

Revisar grifos de fondo, toma de agua del motor, bocina, nivel de aceite, combustible y anticongelante del motor

Comprobar estado de carga de las baterías

Comprobar la ruta que vamos a realizar, tomando nota de datos de contacto de los puertos cercanos

Obtener el parte meteorológico

Asegurarse que la tripulación sabe donde se encuentra el material de seguridad, sobre todo los chalecos salvavidas.